miércoles, 9 de diciembre de 2009

Entre dulce y amargo

Dias extraños se asoman..
por eso me dió por abrigarlos y endulzarlos.

Volví a coger el gancho, y salieron guantes sin dedos


















Son los primeros que hago. El punto elástico y el fantasía tampoco lo había hecho antes.
Son bien fáciles, hice todo a ojo:
Cuatro vueltas de 42 cadenetas a punto elástico (para los de él, en lana más gruesa y ganchillo grande, 32 cadenetas). Las vueltas a punto fantasía (o cualquier otro punto, éste: punto estrella), dependen del largo deseado.
Luego doblamos por la mitad y cosemos empezando por la esquina superior hasta llegar a la medida del pulgar. Cerramos y empezamos a coser las esquinas inferiores hasta llegar a dejar el hueco para el pulgar.
(No es una explicación en condiciones)


También abrigando los pies, con el patrón de Gabriela

Azules para mi madre


Rosas para mi tía.


Mi padre no llegó a la foto y mi madre posó sexy porque no acabó de creerse que la pondría... ay.. incauta..



Los dulces llegaron por inspiración y haaambre! curioseando encontré aquí la receta FACILÍSIMA, rápida y barata para hacer orejitas o palmeras de hojaldre (masa ya hecha y comprada).




enlace a la receta de las orejitas con un estupendo paso a paso que no merece la pena plantearse mejorar.

También copiamos la receta de los croissants :P
con otro muy buen paso a paso.







Quedaron muuy, muy buenos..


7 comentarios:

Gabriela dijo...

Querida Lucieta: primero que todo decirte que escribes hermoso.
Me pasa que puedo adivinar dentro de ti un mundo muy mágico y que quisiera que nos muestres mucho más!
Me da curisoidad ver todo lo que puedes lograr (y logras).
Los colores que eliges, el cariño que le dejas a todo, y mucho más la forma que tienes de expresión.
Segundo, que tus tejidos están fabulosos. Que me dan ganas de hacer veintemil guantes de esos tuyos, y que me guardo las explicaciones para tiempos algo más holgados. Ya verás que te sigo :)
Lo tercero, que es pecado que me pongas recetas tan ricas justo ahora que debo perder ocho mil kilos :s así no vale, y con lo delicioso que se ve todo y lo mucho que me gusta cocinar!
Cuarto, que me muero de risa de pensar en la pobre de tu mamá y en tu astucia de fotógrafa cazadora de momentos.
Y quinto, que te pasas de amable y tierna conmigo, que sin dudas no lo merezco :)

Gabriela dijo...

Aah! y que tu mamá parece muy demasiado joven, hubiera jurado que eras tú :)

Lucieta dijo...

Gabriela: con ocho mil kilos de más o de menos, eres beellaa!

No te vayas a sentir empalagada con con mis palabras! No voy a reservarme el sentimiento.. Me gusta lo que muestras y como te muestras. Eso es bonito, y decirlo también.

*mi madre va a querer un book de fotos después de esto :)

Er Dabi dijo...

Vaya pedazo de mitones! Así a priori parece un exhabrupto, pero no llega ni a definición... Son muy bonitos y abrigados, estoy deseando que llegue el frio de verdad.

Las pantuflas son geniales, el ribete de "armiño" les da un toque Imperial, además sé de buena tinta que les han encantado a las dos.

La glotonería para el final. Como suele suceder las cosas más sencilas son las que mejor quedan. decir que las orejas estaban exquisitas no deja margen para definir los croissants y viceversa.

Nené dijo...

me encantan estos mitones! yo quiero unos!
te han quedado monísimos!

bueno, y las pastas tienen una pinta tremenda... me ha entrado hambre y todo!

Olivia_p dijo...

pues así te salieron. mon´ísismos y tu madre guapa guapa, jeje, incauta, y los azules me encantan y la foto! feliz año guapísima, besos y un abrazo!

Lolita Galaxia dijo...

ualaaaaaaa!! nena eres una crack!!! son superchulos!